Revista / Entrevistas

EL MUNDO URBANO EN LAS JOYAS DE 'TITI' BERRÍO

EL MUNDO URBANO EN LAS JOYAS DE 'TITI' BERRÍO

Publicado el 08 de Abril de 2018 en Entrevistas


La joyera colombiana divide su tiempo entre la creación de sus piezas y su participación en el colectivo De La Mano. Aquí nos cuenta sobre su trabajo, sus intereses y la inspiración de sus joyas.

Por: Andes Joya

Ana Cristina Berrío es artista plástica de profesión. En el 97’ comenzó a estudiar Joyería mientras estaba en el último año de sus estudios universitarios de Artes Plásticas. Luego de seis meses de acabar la carrera, se fue a Italia a continuar sus estudios en Vicenza; pero luego se fue a Barcelona a estudiar Espacios Efímeros. Puede que el currículum de Ana Cristina, más conocida como ‘Titi’, se lea abultado en cuanto a educación se refiere. Y no es para menos. Pues la joyera, de ahora 39 años, busca siempre aprender más sobre los temas que le apasionan.

Y si hablamos de pasión, el oficio de la joyería se tomó por completo su tiempo desde hace 5 años Si bien desde hace 20 que se dedica a crear piezas, no es hasta hace unos años que puede hacerlo al 100%.

  

En sus joyas se puede ver la inspiración urbana que posee, una inspiración que llegó gracias a los caminos universitarios que recorre, ya que trabaja en proyectos futuros en una universidad. “El problema social que tenemos en el país ya es algo de lo que se habla mucho. Yo quise hacer algo diferente y me cuestioné cuáles son los espacios que transcurro recurrentemente”, comenta ‘Titi’ Berrío.

“Lo que me parece más enriquecedor, es la experiencia en el espacio público. Los colores de la señalización, los olores en la calle, las texturas de los materiales que se usan en el pavimento, el paso del tiempo, los grafitis… todo ese efecto del paso del tiempo me parece estimulante para trabajarlo”, asegura.

   

Por eso sus materiales son tan variados, que salen del círculo de los metales y las piedras. Tornillos, fieltros y aseguradores de plástico, por solo nombrar algunos, son los útiles que rescata y que usa en sus nuevas creaciones, mezclando con técnicas como la del grabado en ácido, que dice ser una de sus favoritas.

Y como buena artista plástica que trabajó con el arte urbano y el espacio público, ‘Titi’ cree en que la joya se puede expandir a todos los horizontes. “Por eso no solo me importa el cuerpo humano con la joya, sino también lo que pueda proyectar en el ambiente”, dice, añadiendo que siempre piensa “en que las piezas den un salto más allá de la joyería, sino que se relacione con las artes, con las artes plásticas…”.

Desde ahí que su joyería se relaciona con lo contemporáneo. Según detalla Berrio en su declaración de intereses, “mis piezas son experiencias espaciales y sensoriales del entorno urbanos, que se traducen en joyas”.

   

DE LA MANO

La Primera Muestra Internacional de Joyería Contemporánea se realizó a finales de agosto de 2015 y contó con la presencia de 33 joyeros de todo el mundo. Jaime Carmona, Alejandra Ferrer, Isabel Trujillo y Ana Cristina Berrío, fueron los gestores de este encuentro que buscaba “mostrar en Colombia el trabajo y la diversidad de los procesos y materiales que se pueden ver a nivel mundial en joyería”, según palabras de Berrío. Un encuentro que motivó a que a fines de ese año se formara el colectivo ‘De la Mano’, planteándose como uno de sus objetivos principales, la formación de público en Colombia, que se interese e informe sobre la joyería del país.

Ya con exposiciones, talleres, workshops, charlas y más actividades en el currículum del colectivo, ‘Titi’ Berrío comenta que ‘De la Mano’ se compone de diversos núcleos, entre ellos la de joyería, trabajando junto a sus compañeros en lograr que la joyería se instale en el espacio artístico colombiano.

“Entre las cosas que realizamos, hacemos tiendas temporales pequeñas y tratamos de mover las piezas, que tenemos en consignación con los joyeros, en diversas actividades como eventos y exposiciones, para que se visibilicen tanto en el país como fuera de Colombia”, comenta la joyera, sobre el trabajo que hace junto a Isabel Trujillo, Jaime Carmona, Alejandra Ferrer, Paula Estrada, Alejandra Ruiz y Alina López.

Hoy el colectivo se encuentra preparando el Simposio en Construcción III, donde se espera la participación de joyeros de todo el mundo y que se realizará en Santa Fe de Antioquia en Colombia, un evento abierto, incluyente y cercano a la comunidad, donde los asistentes podrán disfrutar del folklor y la gastronomía local.

 

XOCOLATLUMMM

Después de un exitoso paso por Joya Barcelona, las joyeras Ana Cristina ‘Titi’ Berrío, junto a Alejandra Ferrer, estuvieron durante cinco días recorriendo las calles de París con el colorido carrito que albergaba las joyas-chocolates de Xocolatlummm, para el proyecto Parcours Bijoux.

“El proyecto era el equilibrio perfecto, porque nos llevaba a las peores cosas que podrían pasar, hasta lo mejor”, dice ‘Titi’ Berrío sobre Xocolatlummm, ya que su estadía en Francia no estuvo exenta de tropiezos.

El 14 de octubre finalizó la participación de Xocolatlummm en el circuito francés y el 15 las joyeras sufrieron el robo del carro que transportaba las joyas de chocolate. A pesar de realizar las denuncias correspondientes, extrañamente dos días después del hecho el carro aparece en el mismo lugar desde donde había sido sustraído.

“Decidimos después de todo, que el carro se iba a Lisboa con Alejandra –quien vive en la ciudad- y así lo cuidaba ella. Pero correos perdió nuestro carro y nos compensaron el envío. Hace pocos días nos cuentan que apareció en la frontera entre España y Portugal. Xocolatlummm no deja de viajar y sorprendernos”, comenta Berrío sobre el último de los infortunios que tuvo este proyecto.

¿Por qué las joyas de chocolate? Para la joyera colombiana, esta es una de las maneras en que se puede hacer de la joya algo más accesible, como un chocolate, “sin que la gente piense en un diamante”.

  

Así, el trabajo joyero de Ana Cristina Berrío no solo va en la creación de sus piezas, sino también en buscar espacios para que los joyeros colombianos luzcan las propias. Si bien las creaciones de Berrío son de diseños menos comerciales que la de muchos de sus pares, no deja de creer en lo que llama la “democratización” de la joyería, para que proyectos como Xocolatlummm hagan de la joyería una alternativa diferente a bajo costo y con nuevas ideas.

 


Conoce nuestros joyeros
¿Quieres aprender joyería?
Anúnciate con nosotros

Otros contenidos similares