Revista / Entrevistas

LA PASIÓN ENTRE LOS TEXTILES Y LA JOYERÍA DE GABRIELA NIRINO

LA PASIÓN ENTRE LOS TEXTILES Y LA JOYERÍA DE GABRIELA NIRINO

Publicado el 04 de Enero de 2019 en Entrevistas


Para la joyera argentina la joyería se trata de “jugar, tratando de encontrar un significado” y así lo ha hecho a través del tiempo que se ha dedicado al oficio. En entrevista con Andes Joya, Gabriela nos cuenta de su trabajo y sus intereses.

Por: Andes Joya

Mi pasión son los textiles”, asegura desde Buenos Aires la diseñadora textil dedicada a la joyería, Gabriela Nirino. Su acercamiento al oficio llegó a través de este camino cuando vio un trabajo de plata tejida de Lilia Breyter y desde ahí le encantó. “Me entusiasmó poder trabajar en metal con técnicas que yo utilizaba para otros materiales”, comenta.

Y sobre sus acercamientos más concretos a la joyería, habla con Andes Joya: “creo q fue en el 2010 que me acerqué al CEJ, donde aprendí que el metal tenía otras posibilidades, otro lenguaje y que tejerlo no era tan sencillo. Al tiempo, mientras pulía unos gemelos que me habían encargado, me dije ‘yo no quería esto’. Largué todo hasta que participando del taller que dio Rudt Peeters en el primer Simposio en Construcción, redescubrí que la joyería también tenía una posibilidad expresiva que me interesó más. Me había inscripto como diseñadora textil, no como joyera, pero al ver que el alcance de la llamada Joyería Contemporánea era más amplio me di otra oportunidad incorporándome en el 2013 al taller de Fabiana Gadano, al que todavía concurro”.

Sin duda, un camino que hoy, a sus 58 años, sigue construyendo, pero ya de manera más consolidada y no viendo la joyería como un oficio anexo al que ella realizaba con los textiles, sino que complementario. Esto se ve, por ejemplo, en su día a día, ya que divide su tiempo con la docencia universitaria. “Soy profesora titular de Diseño Textil en la UBA y en la UNLa y asociada en la UTN”, nos dice, añadiendo que también participa por el momento del colectivo La Ronda, “que tiene un espacio taller de exhibición y venta, que me ha servido para entender un poco más el tema de la comercialización y pensar en la importancia de decidir cómo y dónde ubicarse”.

  

Y es que como toda ley de vida, Gabriela nunca deja de aprender y lo ha hecho con dedicación. Además de sus títulos de profesora de Letras y diseñadora Textil de la Universidad de Buenos Aires, Gabriela también posee una maestría en Ciencia, Tecnología y Sociedad, además de una especialización en tejeduría Jacquard en Fondazione Lisio (Firenze) y en el Centro de Textiles Contemporáneos (Montreal).

Pero a pesar de estos estudios, fue insertarse en la escena joyera que hizo que Gabriela reconociera “disfrutar mucho” de conocer gente con intereses parecidos y participar de proyectos grupales, “hay también algunos núcleos un tanto snob, como en cualquier actividad, pero en general, he encontrado personas generosas en compartir lo que saben”, asegura.

En los años que se ha dedicado ala joyería, Gabriela ha participado como integrante del taller de Fabiana Gadano en las colectivas "Deseo", "Tema Pendiente", "Mujeres" y "Nosotras". “Me gustó la experiencia del armado grupal –dice-, de estar aunque fuera un poco en el ‘detrás de escena’”. Pero además, destaca su selección en las dos bienales y en ambos los simposios, de los cuales comenta que participar de ellos le “parece importantísimo el hecho de compartir con gente de toda Latinoamérica, la construcción de un espacio colectivo. Llámese Joyería Contemporánea o no, un espacio de convivencia de la producción latinoamericana me parece fundamental”.

Sumado a los simposios, bienales, exposiciones de los talleres, Gabriela también ha sido invitada a otras exhibiciones como “Travesías” de Hebe Argentieri, la muestra virtual “Arte, Memoria y Futuro” organizada por Joyeros Argentinos como conmemoración de los 40 años del golpe cívico-militar en Argentina, participación que Gabriela destaca como “una buena oportunidad de entender la joyería contemporánea como una forma de comunicación y expresión de problemáticas sociales”.

  

  • En tu declaración de intereses de Andes Joya, comentas que dejas que “el material me lleve”, ¿a qué te refieres con ello?

Cada material tiene una vida propia. Es como conocer gente o lugares nuevos: ir con una idea predeterminada no ayuda. Hay que entenderlos, no pretender que "hagan" algo para lo que no funcionan y aprovechar al máximo aquello para lo que sí.

  • Además, dices que te cuesta hablar de ti como “joyera”, ¿por qué?

Quizás porque todavía tengo en mi cabeza la ecuación joyería=metal. Si bien he tratado de ir aprendiendo las técnicas tradicionales de la joyería, me doy cuenta de que no profundizo por ahí. Siempre termino tejiendo, y aunque inicien como proyectos de joyería no siempre terminan en eso. El taller es un lugar donde generar objetos o ideas, no necesariamente joyería. Es una palabra cuyo límite de significado se ha hecho muy permeable, y eso me permite ir y venir, pero no todo lo que hago es joyería. No sé, lo de ponerse un nombre… ¡se ha vuelto muy confuso!

  • Tus piezas se caracterizan por el uso de las telas como material predominante, ¿qué viste en este material que te inspiró para generar tus joyas?

Como me he definido otras veces, soy una "nerd" textil absoluta. De cualquier cosa que encuentro, lo primero que pienso es si se puede hacer hilo o se puede tejer. Me fascina. Tiene una cualidad humana. Tejer tiene que ver con la posibilidad de construir un pequeño mundo casi de la nada, con ordenar el caos. Un pequeño mundo que se puede llevar con uno.

  • ¿Posees algún joyero/orfebre que te inspire?

De "gustar" me gustan muchos. Inspirar...es otra cosa. Fabiana desde ya, fue una gran elección como maestra ya que es una persona muy formada en lo técnico pero también sumamente sensible y abierta a apoyar en lo que uno elija hacer. Me fascinan creadores que utilizan técnicas textiles, como Kazumi Nagano. Pero ideas para trabajar...la palabra escrita es siempre generadora de imágenes y proyectos; también, como decía antes, la experimentación del material.

  • ¿Cómo ves tu la joyería contemporánea en Argentina? ¿Conoces un poco la escena joyera de tu país?

Veo un crecimiento exponencial, hay cada vez más talleres y actividades. Espacios de exhibición y venta también, aunque acotados: nuestras sistemáticas crisis económicas dificultan los proyectos a largo plazo. Pero si comparo con el momento en que comenzó a interesarme la actividad, se ha generado un espacio que más allá de las dificultades creo que se va a seguir fortaleciendo. La Segunda Bienal Latinoamericana de Joyería Contemporánea organizada en 2018 por Joyeros Argentinos mostró un gran crecimiento en cuanto a cantidad y calidad de participantes, exhibiciones y talleres. Asimismo se realizó por tercera vez el Simposio en Construcción, organizado por Francisca Kweitel y en esta oportunidad el grupo de colombiano De La Mano. Menciono estos dos eventos sobre todo por el alcance, pero ha habido otras iniciativas de capacitación e intercambio, tanto nacionales como de invitados internacionales.

  

Para este 2019 Gabriela culmina a mediados de año su participación en el seminario coordinado por Jorge Manilla: "Entre lo plástico y lo visual", el cual comenzó en 2018 junto con otros 15 joyeros y del cual destaca que ha sido “muy fructífero, en términos de exploración de los límites de mi trabajo y en relación a la dinámica grupal”.

Pero ya pensando más e el futuro, la joyera argentina solo piensa en jubilarse, pero no de este oficio, ya que para este tiene otras visiones: “sacar el taller de mi casa, porque el espacio es pequeño e invado la cocina y el living. Volver a tejer piezas grandes, pero también no para joyería. Profundizar, creo que esa palabra sintetiza casi todo”.


Anúnciate con nosotros
¿Quieres aprender joyería?
Conoce nuestros joyeros

Otros contenidos similares