Revista / Entrevistas

FRANCISCA CHIANG: “EN ESTE TRABAJO UNO NUNCA DEJA DE APRENDER”

FRANCISCA CHIANG: “EN ESTE TRABAJO UNO NUNCA DEJA DE APRENDER”

Publicado el 12 de Febrero de 2019 en Entrevistas


La naturaleza chilena se ve reflejada en las joyas de Francisca Chiang, quien son habla sobre su inspiración en esta entrevista con Andes Joya.

Por: Andes Joya

Es traductora de inglés-español, tiene 30 años y se dedica principalmente a la joyería. La chilena Francisca Chiang vive en la localidad de Quinta de Tilcoco, pero nació en Concepción, ciudad al centro sur de Chile.

Con diversos estudios de joyería como Técnico en Joyería y Orfebrería, de la Escuela de Artes Aplicadas; además de asistir al curso de Iniciación en Polímeros, en la Escuela Pamela De la Fuente; Francisca asegura que desde siempre ha tenido habilidades con las manos.

 

Sus primeros pasos manuales fueron tejiendo con crochet y palillos en plena etapa escolar, para pasar al macramé cuando estaba en la universidad. “Desde ahí me interesé por el arte plástico, pero preferí buscar especializarme en algo específico, así que la joyería fue muy atractiva”, nos comenta en entrevista con Andes Joya, añadiendo que le encanta “la idea de poder hacer arte portátil, que la gente lleve con orgullo una pieza hecha por mí y especialmente ese momento en que se enamoran de unos aros o de un anillo, me hace saber lo especial que es mi trabajo”.

Y ese trabajo hoy lo refleja a través de su marca Insecto Joyas, la cual posee desde 2016 pero que se dedica full a ella desde 2018, realizando distintas series que reflejan su inspiración en la naturaleza chilena. “Tengo una línea de flores nativas de Chile y otra con hongos. A la primera la llamo "Flores" aunque a veces le cambio el nombre; pero la segunda (que en realidad es lo primero que he hecho) se llama "Velo fungus" y está inspirada en un hongo llamado velo de novia”, comenta.

  

  • Flores y aves han sido las protagonistas en el diseño de tus joyas ¿por qué decidiste hacer piezas sobre estas temáticas?

Me parecen muy interesantes los patrones que forman las flores y cómo solo sus siluetas le dan vida a algo que es simplemente plano. Son esas siluetas las que me permiten hacer una infinita variedad de cosas sin centrarme solo en el hecho de que son flores.

  • Principalmente haces sobre flores autóctonas chilenas, ¿qué es lo que te llama la atención de ellas?

En Chile tenemos una gran variedad de flora gracias a los diversos climas que presenta el país, eso da muchas opciones creativas al momento de diseñar una joya. Además, hay como una especie de identidad con ellas, son parte de Chile y tan variadas como las personas que vivimos acá.

  • Vendes tus piezas a través de la marca “Insecto Joyas”, ¿a qué se debe el nombre?

Insecto Joyas nació como parte de mi proyecto de titulo donde uno de los requisitos era crear una marca. Me gustó mucho y lo mantuve.

Se llama Insecto Joyas porque fue inspirado por el insecto Picasso, que es como una chinita (o mariquita) pero de colores amarillos verdes y naranjos, es muy bonito. Con eso yo armé mi proyecto que eran broches y peines de cobre esmaltado, esa también fue la primera vez que utilicé esmalte sobre metal como técnica, para darle color a mis joyas.

  

Pensando en el futuro, a Francisca le interesa “involucrarme en la idea de la joyería sostenible y poder lograr a largo plazo que Insecto Joyas sea una marca ética y ecológica, lo que cuesta bastante trabajo en el área de la joyería”. Pero por lo pronto, entre sus intereses está el oro, un metal con el que la joyera chilena nunca ha trabajado, asegurando su motivación en añadir nuevas técnicas a su estilo. “En este trabajo uno nunca deja de aprender”.

Y ese aprendizaje también la ha llevado a relacionarse con sus pares. “En todo este tiempo he conocido autores y trabajos impresionantes que muestran lo que se puede alcanzar con la joyería. No hay limitaciones en técnicas, materiales ni diseño. Y lo mejor de todo: lo puedes llevar puesto”.

Limitaciones que también va dejando a un lado para todo aquel que desea aprender de este oficio y no lo ha hecho nunca antes, ya que en su mente radica la idea de realizar talleres para principiantes: “me gusta la idea de acercar la joyería a la gente desde sus bases, que sepan cómo un trozo de metal (o cualquier otro material) puede llegar a ser una joya”.


¿Quieres aprender joyería?
Anúnciate con nosotros
Conoce nuestros joyeros

Otros contenidos similares