Revista / Artículos

NATURALEZA QUE INSPIRA SE TRANSFORMA EN JOYERÍA

NATURALEZA QUE INSPIRA SE TRANSFORMA EN JOYERÍA

Publicado el 26 de Marzo de 2018 en Artículos


Para muchos artistas la naturaleza es motivo de inspiración suficiente para crear sus piezas. En este artículo cuatro joyeros comentan por qué la flora, fauna y el paisaje en general, son las razones suficientes para realizar una joya.

Por: Andes Joya

Si leemos la biografía o declaración de intereses de algunos joyeros y orfebres, en muchos de ellos podemos encontrar un punto en común: “me inspiro en la naturaleza”. Esa es quizás una frase que puede parecer muy amplia, pero a la hora de ver sus creaciones nos damos cuenta qué tan verdadero es. Flores, árboles, plantas, hojas, el mar, la tierra misma; todo ello no solo es protagonista del diseño, sino que dice ‘presente’ como material.

Catalina Martínez, Ana Laura De Angelis, Anabell Bravo y Paula Coux, demuestran en sus joyas cómo la naturaleza ha sido una fuerte influencia a la hora de crear. Y va más allá de una o dos piezas, se trata de colecciones completas e, incluso, la característica que define la joyería de alguna de ellas.

“Todas mis lineas, están basadas en elementos cotidianos, naturales, orgánicos, por las texturas y por la belleza sensible que se encuentra en esos detalles de la naturaleza que me rodea”, comenta Paula Coux. La joyera argentina siente esa conexión de muy cerca. Actualmente se encuenta viviendo en Ciudad Evita, conocida como “ciudad jardín” en la provincia de Buenos Aires, donde loa árboles rodean las casas, así como también poseen la reserva natural “El Bosque”. “Todo ese contacto con la naturaleza con el que convivo a diario, hace que no solo sea disparadores de ideas, sino que en esa constante observación del entorno me permite descubrir en ellas una nueva realidad”, comenta Paula.

‘Entre sueños’ se llama la marca donde Paula Coux vende sus joyas, marca que nació en 2011, para darle vida a los sueños que la misma joyera tenía con este oficio, ya que estuvo siempre ligada al arte y la creatividad; pues estudió Bellas Artes, Dibujos Animados y Diseño web, para finalmente encontrar su pasión en el diseño de la joyería, lo que la ha llevado a representar a Argentina en diversas exposiciones y pasarelas, como el Fashion Week de Panamá.

  

A través de su propuesta ‘Anumana’, la también joyera argentina Ana Laura De Angelis, está preparando su segunda colección, la cual se basa completamente en la naturaleza y que presentará en la próxima 2ª Bienal Latinoamericana de Joyería Contemporánea, que se realizará en su país.

“La naturaleza, en primera instancia, resuena en mi interior como una llamada ontológica, me ubica en el lugar desde donde busco descubrir: ¿Cuál es mi verdad? ¿Cuál es la verdad que me rodea? ¿Cuál es la verdad que quiero que me rodee? En ella veo un origen, algo primigenio de rebeldía que me atrae, ese espacio a veces incomprensible e indomable, al que el hombre siempre busca manipular, conquistar y dominar”, comenta Ana Laura sobre su inspiración.

La joyera argentina se relaciona con los metales a los 13 años. Obtuvo el título de Orfebrería en las 'Escuelas Técnicas Raggio', carrera que cursó durante 6 años, perfeccionándose posteriormente con diversos cursos en Buenos Aires, entre los que se encuentra "Engarce y técnicas contemporáneas en joyería" con Tali Wasserman. Ya en 2010 forma su marca Anumana, la cual “surge de mi pasión por la creación de joyas y objetos ornamentales con un sello propio”.

  

Anabell Bravo es una joyera ecuatoriana residente en Valencia, España, desde que tiene 11 años. Hoy a sus 26, Anabell ha participado más de 12 exposiciones, colectivas y personales; entre las que se encuentra su inclusión en ’23. Joalharia Contemporânea na Ibero-América’. En esta se presentó con el broche ‘Little places I’, una caja antigua de metal que en su interior contiene la representación de un momento cotidiano de dos personas sentadas en una banca bajo dos grandes árboles. "Cuando te adentras en el bosque todo se detiene, ya nada importa, eres tú y ese instante, un instante eterno, congelado", maniefiesta sobre la colección ‘Little places’.

Y ese no es el único guiño que la joyera le hace a la naturaleza. Entre las diversas colecciones que presenta, se destacan nombres como ‘Landscapes’, ‘Sea glass’, ‘El éxodo del océano’, ‘Montañas de madera’, ‘Mariposa’, ‘Fructus’, entre otros nombres que dan cuenta de cuál es una de sus grandes inspiraciones. “Para mí, la naturaleza es algo noble, me transmite la belleza absoluta y mucha paz”, asegura la joyera.

  

Combinando la plata con el bordado, Catalina Martínez, joyera chilena, ha estado dedicada últimamente a crear joyas inspiradas en la naturaleza, siendo las suculentas aquellas que se manifiestan en muchos de sus diseños. “Me inspiré en ellas porque siempre me han gustado y tengo muchas en mi casa”, afirma la joyera.

Desde hace más de 10 años que Catalina se dedica a la orfebrería y, además, imparte clases en su taller donde realiza joyas de autor hechas a mano con distintos metales, como la plata fina y el oro rosado y amarillo. Sus clientes la conocen mayoritariamente por la realización de joyería de bodas, pero sin dejar de lado la experimentación con la joyería de autor, como aquella inspirada en las suculentas. “El diseño de mis argollas parte desde un proceso creativo que me permite entregarle un estilo único e irrepetible a cada una de ellas”, comenta Catalina Martínez.

  

Cuatro joyeras que se han basado en su alrededor para crear su joyería. Cuatro ejemplos de orfebres que en sus piezas la naturaleza se ha instalado como la protagonista en el diseño, siendo la imagen de algunas exposiciones que ya fueron y que están por venir.

 

 


¿Quieres aprender joyería?
Conoce nuestros joyeros
Anúnciate con nosotros

Otros contenidos similares