Revista / Entrevistas

EL JOYERO DANIEL MATIZ Y SU PROPUESTA CONCEPTUAL EN “SÉMIOPHORES”

EL JOYERO DANIEL MATIZ Y SU PROPUESTA CONCEPTUAL EN “SÉMIOPHORES”

Publicado el 23 de Septiembre de 2017 en Entrevistas


Por: Andes Joya

El joyero Daniel Matiz fue parte de la exposición “Sémiophores: Objetos trascendentes” realizada hace poco más de un mes en Bogotá, Colombia; presentando piezas cuyo significado hacen un viaje al pasado. Aquí nos cuenta su propuesta.

Por: Camila Figueroa Hidalgo.

La madera y el metal fueron los elementos protagonistas en las tres joyas presentadas por el colombiano Daniel Matiz en la pasada exposición “Sémiophores”, piezas llenas de significados que evocaron a la infancia de su autor, en un trabajo que se fundamenta sobre tres pilares: la geometría, la proporcionalidad y la claridad de las formas.

Sus joyas van más allá de aquello práctico y concreto con lo que interactúan los niños, se refiere a aquello como la actividad que el hombre necesita para interactuar con el mundo y con sus pares, insertándose en el juego como lo ritual, bajo el concepto de lo semioforo, es decir, son objetos visibles portadores de significado. “Por ejemplo, un libro lo es en la medida en que se lea y se guarde en una biblioteca. Pero si se usa para sostener la pata de una mesa coja, perdería su naturaleza y se convertirá en otra cosa. Un objeto adquiere su carácter identificador sólo en la medida en que se usa para lo que se ha destinado”, dice Daniel a modo de ejemplo. Y eso es lo que buscó evocar con sus piezas en la exposición.

 Joyas de Daniel Matiz en “Sémiophores”.

Un broche, un collar y una pulsera fueron sus creaciones, las que sin duda alguna evocan al juego con el solo hecho de verlas, pero que cada una guarda un significado más profundo en cuanto a lo ritual; “son un recorrido a través de las diferentes instancias de mi vida”, asegura.

El collar de módulos de madera, utiliza colores característicos de los juegos infantiles y da la sensación inmediata de estar frente a piezas armables, según las propias palabras de Daniel Matiz: “no son otra cosa que los bloques de madera con los que jugaba cuando era niño”. Esta es la pieza más diferente de las otras presentadas, por su materialidad y color, sin embargo, el broche y la pulsera también evocan la ritualidad del juego, pero desde otra perspectiva.

“El broche está inspirado en el juego de saltar lazo. La pulsera no tiene una referencia directa al juego como tal, es más la abstracción de la actividad lúdica plasmada en la diversión que implica para mí jugar con los materiales en mi taller siendo un adulto. Como una especie de retorno a la infancia”, comenta el joyero colombiano.

Un camino al pasado y al recuerdo ligado con el presente; un trabajo que busca llegar a los juegos de niños, pero relacionándolo con la actividad actual del joyero y de la sociedad, en su trabajo, en las relaciones interpersonales y en el estar en el mundo que, tal como el nombre de la exposición, son objetos trascendentes que no solo se presentan en la infancia, sino que sirven de inspiración para demostrar los procesos de la adultez.

DANIEL MATIZ, EL JOYERO

Nacido en Colombia, específicamente en Bogotá en 1979, Daniel Matiz ha participado en diversas exposiciones, centradas fundamentalmente en Alemania y Colombia. Desde 2012 que posee “Daniel Matiz Metal Design”, marca propia en la que muestra no solo sus creaciones en joyería, sino su trabajo como diseñador de objetos decorativos y de iluminación, utilizando técnicas que abarcan desde la fundición hasta la impresión de modelos en 3-D. “Consciente del avance tecnológico vertiginoso del mundo actual, creo que estar actualizado es imprescindible para lograr un buen diseño”, asegura.

Daniel Matiz.  Daniel Matiz Metal Design.

En cuanto a la joyería, experimenta con metales nuevos como el tantalio, que también es conocido como el oro azul, y también con combinaciones de metales como el mokume-gane o el acero de damasco.

SÉMIOPHORES, LA EXPOSICIÓN

“Sémiophores: Objetos trascendentes” fue una exposición dividida en cuatro ejes conceptuales, desarrollados a partir de las propuestas de los propios diseñadores, donde se presentaron trabajos que emergieron a partir de una reflexión en torno a la memoria, la creación de objetos protectores, piezas que reflexionan sobre la ritualización de la vida misma y aquellas que enfatizan en el aspecto ritual que existe en las interacciones humanas, como el trabajo de Daniel Matiz.

Fueron 11 los joyeros contemporáneos los que presentaron sus creaciones en Aurora, nuevo espacio de arte independiente, global e interdisciplinario para impulsar y desarrollar proyectos con artistas y creadores, el que está ubicado en Bogotá, Colombia; y que albergó la exposición entre el 13 de julio y el 17 de agosto. Cada artista fue libre en conceptualizar sus joyas, pero bajo la reflexión de estas interrogantes: ¿Qué significa adjudicar a un objeto valores simbólicos que transcienden lo puramente material? ¿Dé dónde y en qué contexto se producen dichos valores en la contemporaneidad? ¿Cómo se trasladan las prácticas rituales en ornamentos corporales? ¿Por qué son las joyas particularmente valiosas en este contexto?

Exposición “Sémiophores”.  Exposición “Sémiophores”.

La curaduría de “Sémiophores: Objetos trascendentes” estuvo a cargo de Juanita Solano, mientras que la museografía fue dirigida por Natalia Solano, transformando a Aurora Espacio Arte en el centro de la Joyería Contemporánea colombiana por el mes que duró la exposición, con el trabajo de estos 11 artistas desplazados en el salón, colgados en láminas de piedra que hacían resaltar las joyas según su eje.

“El hecho que las piezas ‘flotaran’ en estas mesas, realzó el valor de cada una de ellas. Eso es importante y difícil de lograr en la joyería, debido al tamaño reducido de las obras en comparación con la escultura tradicional”, asegura el joyero Daniel Matiz.


¿Quieres aprender joyería?
Conoce nuestros joyeros
Anúnciate con nosotros

Otros contenidos similares