Revista / Artículos

LA ARQUITECTURA COLOMBIANA INSPIRA A LA JOYERÍA

LA ARQUITECTURA COLOMBIANA INSPIRA A LA JOYERÍA

Publicado el 15 de Enero de 2018 en Artículos


Casas, ventanas, edificios y otras estructuras que visten Colombia, se pueden ver en algunas de las joyas creadas por dos orfebres de ese país, quienes reflejan en esas piezas la arquitectura de algunos sectores del país cafetero.

Por: Andes Joya

Quienes han visitado Colombia se han dado cuenta que este lugar tiene muchos contrastes de colores y de edificaciones, siendo causal de inspiración para diversas creaciones artísticas y, por lo mismo, la joyería no podía ser indiferente. Por esa razón es que algunos joyeros colombianos han tomado sus herramientas y se han puesto a crear piezas que reflejen la arquitectura de este país, produciendo así colgantes, anillos y aros que evocan estructuras de ciudades como Medellín, Bogotá y Cartagena, por solo nombrar algunas.

Alexandra Páez y Sandra Arango son dos orfebres que en el último tiempo han generado joyas inspiradas en la arquitectura de su natal Colombia, donde la plata se ha transformado en el material protagonista de sus creaciones.

 

“Para mí es importante conocer bien el material y yo conozco muy bien la plata, sé que puedo garantizar mi trabajo con ella”, comenta Alexandra Páez, quien desde el 2001 se dedica a la joyería tras llegar al taller de Nuria Carulla. Pero eso no es todo, Alexandra trabaja tan bien este material que no deja que nada intervenga su proceso: “la trabajo a mano, no utilizo máquinas; el pulido lo realizo a mano y no me gusta darle baños porque me parece lindo la plata al natural”, asegura esta joyera de 42 años y nacida en Bogotá.

Ya son 17 años los que Alexandra Páez se dedica a la orfebrería luego de tener “la inquietud de desarrollar un oficio”. Diseñadora industrial de profesión, el trabajo joyero de Alexandra se ha visto fuertemente inspirado por su carrera y por su vida, ya que se influencia principalmente por los procesos vivenciales que ha tenido a lo largo de ella. Y en el caso de sus joyas arquitectónicas no es diferente.

Joyas inspiradas en las ventanas y puertas de Cartagena de Indias, colgantes inspirados en la Plaza de Toros o en caminos empedrados, aros que evocan edificios de Bogotá; son solo algunas piezas que se pueden encontrar en esta colección que desarrolla desde 2009 tras su participación en la Feria de Artesanías de Bogotá, organizada por Artesanías de Colombia, entidad gubernamental que apoya a los artesanos del país.

  

“Siempre hay una conexión vivencial, recuerdos de mi vida, infancia, adolescencia, de lugares que he recorrido. Una conexión emocional que tengo con esos lugares, no solo su arquitectura, sino que también lo vivido”, comenta Alexandra sobre su inspiración al realizar estas joyas.

Además de Páez, Sandra Arango es otra joyera que se ha aventurado a crear piezas inspiradas en la arquitectura colombiana. A través de su marca ‘Algo de mí’, creada en 2015, Arango vende colecciones realizadas mayoritariamente de plata. Según la propia joyera, la marca “nace de la necesidad de expresión propia, una necesidad interna de jugar y transformar objetos. Se trata de un espacio para ser feliz, un espacio de reflexión personal y social, se trata de dar algo de mí, se trata de dar algo de ti, se trata de elementos que hablan por si solos, joyas que hablan, que expresan un sentimiento, un pensamiento, una historia; piezas que tienen un significado, realizadas con amor y dedicación”.

Y es justamente la dedicación lo que se ha visto en la última colección de la joyera, que refleja un barrio característico de Medellín. Lo que fuese el sector más peligroso de esa ciudad, la Comuna 13 es hoy símbolo de cultura y arte en Medellín, con sus casas de colores, murales, exposiciones artísticas y más. Sandra creó esta colección a raíz de su participación en el "1er Concurso Internacional de Joyería Contemporánea", realizado en junio de 2016 Puebla, México, donde la temática era “Arquitectura”.

  

Si bien la joyera pudo inspirarse en otras estructuras, la idea de retratar este barrio en las joyas surge porque “unos de mis focos de interés son los fenómenos sociales, y más los de mi ciudad”. La colección la llamó “Buscando un espacio”.

“Lejos de las estéticas sugeridas por las revistas, nacen espacios ricos en color, en formas, en materiales; espacios que nacen de la improvisación, del deseo de encontrar un hogar, de encontrar un espacio en la ciudad”, relata la joyera colombiana por “Buscando un espacio” a través de su marca ‘Algo de mí’.

Sandra Arango es diseñadora industrial con énfasis en Moda y especialista en Diseño Estratégico e Innovación de la Universidad Pontificia Bolivariana. Durante sus estudios realizó el módulo de Joyería, momentos en los cuales se fue encantando con el oficio. Laboralmente se desarrolló durante 8 años en Diseño gráfico, hasta que en 2007 decide independizarse y crear Oficio Gráfico, empresa freelance que se dedica especialmente al diseño de impresos publicitarios y al diseños de impresos editoriales. Pero aún así posee “la necesidad de expresión propia, la necesidad interna de jugar y transformar objetos”, por lo que retoma la joyería asistiendo a clases en el Taller de Joyería Scuola de la maestra Helena Aguilar, en la Ciudad de Medellín. “Encuentro en esta actividad un espacio para ser feliz, un espacio de reflexión personal y social”, comenta Sandra sobre la joyería.

 

Dos joyeras, un país y tres ciudades son la ecuación perfecta para retratar Colombia desde otro punto de vista, dando cuenta que la arquitectura también se puede llevar a la plata y, con ello, lucir en el cuerpo de cualquiera de nosotros.


¿Quieres aprender joyería?
Conoce nuestros joyeros
Anúnciate con nosotros

Otros contenidos similares

Puentes

Puentes

Artículo
05
Dic
2015
Concurso organizado por Joyeros Argentinos y Museo de Arte Popular José Hernández Latinoamérica posee una identidad que ...