Revista / Artículos

Rita Martínez y la cultura como polo creativo

RITA MARTÍNEZ Y LA CULTURA COMO POLO CREATIVO

Publicado el 09 de Octubre de 2015 en Artículos


Por: Andes Joya

Rita Martínez reside en Italia desde donde conversa con Andes Joya acerca de ciertos hitos que son trascendentales en su obra, como los aspectos culturales y cierta visión de la sociedad que ella a través de la materialidad trabaja para crear colecciones potentes de joyería contemporánea que son una representación de ciertos conceptos entre la dicotomía de la alegría y la melancolía, el objeto observado o revestido de significaciones y sentimientos. Actualmente trabaja en una colección que presentará en la Venice Design Week 2015 entre el 3 y el 11 de octubre en Italia.

Vivió en Costa Rica, para luego radicarse en Europa donde estudió un Master en Resolución de Conflictos Interculturales con un énfasis en periodismo de la Universidad de Verona, lo que sin duda nutre su obra de cierta capa de contexto que siempre está presente en cada sentimiento que evoca a través de la joyería y el diseño.



rita martinez



¿Cuál es el rol de “lo cultural” en tu obra?:

“Sí, puedo confirmar que en mi obra es importante lo cultural: definir el trabajo de una no es tan fácil, ni tampoco explicar cómo y por qué nace o cómo y por qué la gente lo vive de manera particular. En mi trabajo trato de reivindicar la fantasía, el juego, el sueño hecho a mano y sin permiso, como sugirió en algún momento Silvio Rodríguez”.

Su obra habla tanto de hitos latinoamericanos, como de cierta estética contemporánea que aborda la experimentación como la representación, ¿cómo abordas “lo latino” o cómo ciertas disciplinas o artistas han marcado tu sentir y tu obra?:

Mis joyas son vistas como algo emocional, puede ser por la combinación de colores y materiales, por aquel realismo mágico con el que América Latina nos ha nutrido. Puedo decir que la literatura latinoamericana (con autores como Gabriel García Márquez, Mario Benedetti, Julio Cortázar) me ha marcado y como tal ha marcado mi obra, lo cual de alguna manera quiero transmitir. A eso podría sumarle mi propia experiencia personal, la mezcla de la historia, la estética y tradición italiana. Soy el fruto de dos culturas, la costarricense y la italiana, que conviven luchando contra estereotipos y contradicciones. Pienso que todo lo que hago es el resultado de mi cotidiano y de mi historia, a veces uno con más influencia del otro. Cada objeto es la representación de un recorrido que sale de un momento, un pasado o presente y abierto a un futuro”.

En tu vida es importante el concepto del viaje, como vivencia, y como acontecimiento creativo, ¿esto se replica en tu tránsito entre otras disciplinas y el lenguaje de la joyería contemporánea?

“Mis viajes, sean físicos o mentales, me llevan a mundos verdaderos y fantásticos, de libertad y de conocimiento, desnudándome de mis creencias y enriqueciendo mi mochila con nuevas realidades. El viaje, en ese sentido, es el instrumento por antonomasia para convertir mis ideas, mis sentimientos de alegría, melancolía, miedo y amor, mis historias en acciones puras: las piezas de joyería”.

¿Cómo crees que lo cultural puede ser rescatado o abordado a través de la joyería contemporánea?

“Abrir un diálogo sobre el aspecto cultural en la joyería contemporánea es fundamental. En cuanto al rescate o al abordaje eso es un tema delicado. Si partimos del hecho que la cultura se genera de forma espontánea en la cotidianidad misma y la podemos abordar de muchas formas (en nuestro caso la joyería de autor-contemporánea es un ejemplo concreto, donde el arte y las técnicas artesanales y orfebres se abrazan)… no se debería rescatar, porque ella se regenera y transforma en sí misma. En el caso particular, el asunto del rescate recae primordialmente en prácticas y técnicas artesanales y del hecho a mano, que están desapareciendo. Es aquí donde, de manera individual, se puede iniciar y contribuir (como por ejemplo con el aporte de estudios e investigaciones sobre el artesanado de nuestro entorno cotidiano). Está claro que, para que este tipo de iniciativas no queden sólo en pequeñas bibliotecas, donde nadie sabe que existen, y puedan ser transmitidas y promovidas, se necesita del apoyo institucional, lo que generaría la apertura de espacios colectivos, imposibles a lograr de manera individual.

Por último, ¿cómo ves el “desarrollo cultural” de América Latina actualmente influenciado fuertemente por el modelo de mercado?

“Toda la historia ha estado definida por modelos. En nuestro caso el modelo de mercado en la joyería contemporánea en términos generales no se observa grandes diferencias, (como ya se han mencionado en otros estudios) entre las culturas de América Latina y las europeas, y eso funciona igualmente en el mundo del arte. Es decir que hay poco impacto en la población que consume y esto es una consecuencia directa de la poca apertura de espacios, galerías de divulgación, visualización y comercialización de nuestro trabajo.

Seguramente la situación requiere una reflexión mucho más profunda visto que hablando en estos términos, tendríamos que mencionar lo que para algunos de nosotros sería un “talón de Aquiles”. Me refiero a los métodos de producción, distribución, mercado y consumo, ya que de cierta forma la joyería contemporánea entraría en contradicción como un producto único, altamente crítico, reflexivo, de nicho, que busca la emancipación comercial y la ruptura con la idea de que la joya nazca solamente para satisfacer al gran consumidor y el modelo de mercado existente.

Mi trabajo me da satisfacción, porque aunque dentro del modelo de mercado, he notado una nueva cultura de adquisición. Las personas que deciden de adquirir una joya de autor hacen su elección con criterio y con conciencia, no sólo para mostrar poder económico. Ellos(as) saben que al llevarse “la joya” no solamente contribuye a mejorar mi economía, sino a restablecer el equilibrio de una larga cadena de pequeños artesanos que son parte importantísima en el proceso de elaboración y producción. Porque como señala C. Codina “cada joya es un fragmento, una pequeña crónica de la gran historia de la humanidad”. Concluyó la artista.

Revisa su perfil en nuestro catálogo de orfebres

[gallery columns="2" link="file" ids="4084,4081"]


Anúnciate con nosotros
Conoce nuestros joyeros
¿Quieres aprender joyería?

Otros contenidos similares