Revista / Artículos

DE LA ARTESANÍA AL LENGUAJE DEL ARTE

Publicado el 10 de Enero de 2016 en Artículos


Por: Andes Joya



Conversamos con el orfebre argentino Sebastián Rodríguez, quien nos cuenta cómo su trabajo fue tomando distintos rumbos en torno a la disciplina, siendo premiado por el Consejo de la Cultura y las Artes con el Sello de Excelencia en Artesanía el año 2014.



P1100536



¿Cómo comienza tu camino en la orfebrería?

La artesanía fue la llave de mi libertad, fue el medio que me permitió viajar, salir de mi país y conocer Chile, antes de la orfebrería trabajé con cuero, modelaba parsec y hasta pintaba poleras. Recorrí Argentina, Bolivia y Perú, vendía en plazas ferias y encuentros que se realizaban en mi país. El oficio de la orfebrería lo desarrollé en forma autodidacta, conocí orfebres que compartían sus conocimientos y así fui ampliando la gama de técnicas que hoy utilizo.

Luego de 10 años residiendo y trabajando en Chile descubrí que la orfebrería también podía ser un medio para expresarme y contar historias, la atracción que siempre tuve hacia los pueblos originarios hizo que en mi última búsqueda me inclinara hacia la creación de joyas relacionadas con el pueblo diaguita. De este lado de la cordillera no quedan rastros vivos de esa cultura pero siempre he creído que los ancestros todavía están presentes y que es el deber de nosotros hijos de inmigrantes y mestizos de honrarlos y recordarlos ya que vivimos en sus territorios y de alguna manera estamos relacionados con su desaparición.



¿Qué significó para ti ganar el Sello de Excelencia del CNCA en Chile?

La convocatoria del Sello Excelencia fue la oportunidad de conseguir un reconocimiento formal a mi oficio y comenzar a difundir el trabajo de los diaguitas como orfebres. Elegí participar con una pieza que diseñé en base a piezas de orfebrería diaguita que se exponen en el museo arqueológico de La Serena. Fueron los aros los que llamaron mi atención, estaban hechos en plata y su diseño me pareció adecuado para innovar sobre ellos y realizar la línea que ganaría el sello.

Los materiales que elegí fueron cobre, cuerno de buey y hueso de espada de albacora, todos tradicionales pero con un uso innovador, la técnica de unión fue por remaches. Sus colores también representan los colores usados en las pinturas de la cerámica diaguita, rojo, blanco y negro. La forma en que diseño es instintiva, primero en papel hasta que las líneas y trazos tienen un armonía visual que me satisface. Luego son las pruebas con los materiales, el cobre lo descubrí aquí, me gusta su color, su brillo y su identidad con el territorio Chileno. La espada de albacora es muy especial, es un hueso que recolecto de los barcos pesqueros que llegan a Coquimbo y lo desechan. Al igual que el cuerno son materiales que obtienen buen brillo si se los trabaja adecuadamente.

Este fue el principio para desarrollar la colección “Estilo Diaguita” a través de un Fondart Regional, la que se expuso en el Museo Histórico de La Serena y en el Museo del Limari de Ovalle el año pasado. En la colección trato de mostrar en primer lugar mi visión sobre el pueblo diaguita, su conexión con la naturaleza, sus ancestros y espiritualidad, y la forma de plasmarla en su arte. También hago un recorrido a modo de evolución, por diferentes técnicas y materiales, desde piezas patinadas como réplicas de piezas antiguas hasta algo más moderno en cuanto a diseño y materiales, por ejemplo con el uso de acrílicos. Ademas de madera de ebano, esmaltes y jaspe rojo. La muestra también intenta revalorar el trabajo del artesano en un país donde casi no existen ferias artesanales reales, es decir donde se comercialicen artesanías 100% hechas por sus creadores.

En todos estos años de orfebre casi la única finalidad de mis trabajos era la comercialización, es decir no tenían algo más que solo una bonita combinación de colores, materiales y técnicas. Luego de instalar mi primer exposición en un museo me di cuenta de que era posible, que mis creaciones podían ir más allá de lo comercial, que un artesano de la calle también puede ocupar espacios de arte, contar historias y relacionarse más íntimamente con la cultura y el patrimonio. A veces me siento un hereje porque no estudie arte y no estudie orfebrería pero creo que ya nada de eso importa, hoy tengo una exposición y si cualquier material sirve para crear una joya, cualquiera con la suficiente práctica puede realizarla.

Visita el perfil de Sebastian haciendo click aquí

[gallery link="file" ids="4471,4472,4473,4474,4475,4476,4477"]

Anúnciate con nosotros
¿Quieres aprender joyería?
Conoce nuestros joyeros

Otros contenidos similares