Autor / Magdalena Salas

Magdalena Salas

Magdalena Salas

Chile

(0 valoraciones)


Vistas al perfil: 18

Declaración de intereses

El territorio en el cual me encuentro y en el que vivo hace cuatro años se llama Putú, es un pueblo costero de la séptima región, y sus dunas y humedales están declaradas recientemente Santuario de la Naturaleza por el Estado Chileno, suficiente motivo para encontrar una enorme inspiración en el patrimonio natural. A partir de esto, hace dos años comencé a experimentar más seriamente con la técnica de la resina epóxica, material de alta transparencia, dando pie a un estilo más resuelto e impulsando mi creatividad dado que, la versatilidad de la técnica posee una experimentación perpetua. Hoy es la técnica primera en mi joyería, utilizo elementos “recolectados” del lugar que habito (floemas o esqueletos de hoja, semillas, musgos, plumas, hueso, pistilos, pétalos, maderas nativas, hojas, etc) , encapsulo y utilizo el pigmento acrílico para dar mayor amplitud en el resultado de las piezas. Es una propuesta orgánica, sin embargo, nunca cerrada a la utilización de otros materiales como brillantinas, pan de oro, metales, etc.
Es importante mencionar que no hay material vegetal o animal utilizado que no tenga plena certeza su origen, por ejemplo, el hueso es recogido del suelo, la hoja y la flor no es extraída del árbol, sino es tomada como una donación de la naturaleza.
Mi taller es abierto, los miércoles por las tardes realizo clases gratuitas y está abierto para aprendices que requieran de la utilización de herramientas, máquinas o un espacio de trabajo y creación. Mi idea del oficio de la joyería en esta etapa de mi vida, como artesana es traspasarla sin que el dinero o la necesidad de cobrar esté en medio, sino, este puede llegar a difuminarse como muchos oficios ya lo han hecho en nuestra historia.

Portafolio